T

T

viernes, 18 de abril de 2014

18-04-2014 Escalada de bloque en la Riba (Tarragona).

 Tras varias visitas al rocódromo de la Lira en Vendrell con Tomás siempre me decía que teníamos que ir a la Riba para hacer bloque y en estas vacaciones de Semana Santa ha sido el momento de acercarnos. Quedamos en la puerta del teatro la Lira donde se encuentra el rocódromo y tras aparcar van llegando Nacho con sus hijos, Tomás y su familia y Jose con la suya. Salimos dirección Valls y desde allí hacia la Riba donde aparcamos en el pueblo para en una caminata de unos 15 minutos llegamos a la zona.  
De camino a la zona paseamos un rato junto al río el Brugent que en esta época va caudaloso y da gusto verlo.
Los tres fanáticos del bloque de izquierda a derecha Tomás, Jose y Nacho.
El Brugent.
Tras pasar el río sale una senda a la izquierda que nos llevará por el margen derecho del río en ascendiendo.
Encontramos en el camino un antiguo molino de papel aprovechando la fuerza del agua para hacer poder trabajar.
Vista de la zona de bloques en el bosque que da buena sombra cuando el sol aprieta.
Tomás nos desvía hacia la derecha para ver un bloque en el que hay una vía de 7A que le han recomendado y muestra a Jose y a mí.
Ya se ve el ajetreo  y el buen rollo según vamos andando por la zona y Tomás explica a unos escaladores como va la vía "el trapecista " 6C+ que conoce bien y que tienen encadenado Jose y él.
La peque de Tomás y Rosa, Daniela, se calza los pies de gato y es la primera en hacer un bloque.
No tardo mucho más Víctor en hacer el primer bloque 6A+ siempre atento su padre Tomás.
Más y más bloques con muchas vías que nos iban descubriendo.
De izquierda a derecha Víctor escalando y Tomás, más al fondo Esther con Jose y detrás Nacho.
Jose nos va guiando en vías de menor a mayor dificultad para ir disfrutando de la zona.
Mientras Nacho con Esther que sigue dándole fuerte a la roca.
Turno para Tomás y Nacho hace de portero.
Ahora se cambian las posiciones y esto va fluido pasando todos por las vías y bloques.
Jose en el mismo bloque hace otra vía y Nacho con Tomás atentos.
Tomás no tarda en agarrarse a la roca nada tras bajar Jose.
Nacho apretando que quiere arrancar los cantos.
Otro bloque justo al lado que se comienza sentado con una bicicleta de pequeñas regletas que Tomás y Jose resuelven rápido y que Nacho y yo nos cuesta varios pegues par ir sacando los pasos.
Mientras tanto aparece Tomás para coger un invento que tiene hecho con el palo de sujetar el rodillo de pintor al que le ha colocado un pequeño cepillo con el que puede limpiar los cantos altos. Ha venido para limpiar algunos cantos de la vía "Romofóbia"7A que están escalando algunos que ya la tienen encadenada y otro intentando encadenarla. Entre ellos Chesku Montes, que lleva tiempo sin escalarla y la tiene encadenada, pero que tiene una potencia bestial. Sube por la vía con una agilidad y soltura que me comenta Tomás cuando lo vemos escalar diciéndome que hay apoyos de pie derecho que ni usa.
Chesku Montes en el inicio de la vía "Romofóbia" 
Paso crucial de la vía en el que si logran quedarse del romo y subir pies tiene muchas opciones de encadenar.
Intentos de bloqueros que están en el bloque dándole pegues y que muchos encadenaran al final.
María intentando la vía.
Tomás y detrás de él su invento para limpiar los cantos.
La vía no tiene desperdicio ya que cada movimiento te exige mucho.
Lance y equilibrio para quedarse de el canto de la mano derecha y colocar los pies.
Apoyo de pie necesario para seguir subiendo a no ser que estés hecho un animal con Chesku que este pie lo tenia en el aire cuando lo vimos ascender y que no uso.
Con la vía encadenada otra vez Tomás contento.
Nosotros a lo nuestro a escalar bloques para hacernos la idea y conocer esta modalidad de escalada.
Pocos movimientos que te exigen todo.
Agarres de los cuales no crees que te puedas quedar.
Apretando a tope se pasa el tiempo rápido.
Una parada para comer y recuperar fuerzas justo al lado de uno de los bloques donde quieren probar varias vías y con el río a nuestros pies.
Los peques como es normal terminan bañándose y disfrutando con solo pueden hacer los niños y no tan niños ya que el chicarrón del norte Nacho también acaba en el agua.
Al llegar Jose me enseño un bloque en el cual había varias vías y entre ellas el 7A que se deciden probar.
El valiente siempre es Jose que se lanza a ir descifrando las secuencias con Tomás pero es que están muy fuertes. Esta vía, comenta Jose, que es necesario que haya como mínimo 3 cubriendo la posible caída ya que hay una piedra detrás en la que te puedes hacer daño y la salida es alta.
Jose escalando mientras Nacho le cubre la piedra.
Se van alternando Tomás y Jose en intentar la vía.
Tras sacar bastantes pasos de la vía de 7A la dejan como proyecto para una futura visita llegar calentar ir directos a ella ya que la fuerzas van mermando pero aún así se deciden por una 6C+ que hay a la derecha que encadenan.
Jose cubierto por Tomás en el 6C+.
 Buen día en compañía de Tomás. Nacho y Jose con sus familias que terminamos en casa de Jose y Esther tomando café con ensaimadas y croissants que mezclamos con patatas fritas y olivas ya que Tomás no toma café y se tomo una cerveza. Habrá que repetir esto del bloque más para poder tener proyectos como con la escalada en roca. Muchas gracias a todos por el día que pase en el que disfrute tanto de la compañía, el lugar y la escalada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada