T

T

jueves, 2 de abril de 2015

02-04-2015 Escalada deportiva Sector Peñón de Pío Vélez-Rubio (Almería) Dioni, Santi y Amador.

 Hacía muchos años que no escalaba en el Peñón de Pío del monte el Castellón que se encuentra a menos de 1 kilómetro de Vélez-Rubio, donde equipe mi primera vía con spitador y buriles hace casi 20 años y al final fueron 15 en total las vías equipadas. 
 Un mensaje en el moderno WhatsApp para comentar a los amigos en el grupo de escalada de los Vélez que iba ha estar unos días por Vélez-Rubio para ver si alguien se animaba a escalar un rato en cualquier sitio de la zona. Santi y Dioni estaban dispuestos a acompañarme ya que el resto estaba por otros lares o liado con la Semana Santa.
 A las ocho de la mañana nos encontrábamos en el aparcamiento de la rambla, donde solíamos dejar los coches, siendo el punto de partida tantas veces cuando me encaminaba hacia la pared con la mochila cargada de material para dibujar las líneas que imaginaba en la pared y que ahora recorro recogiendo el fruto del trabajo disfrutando con los amigos de unas escaladas tan cercanas a mi pueblo natal.
 El día se había levantado soleado pero el frío de la cara norte se notaba y también la altura a la que se encuentra. 
 Subimos hacía la pared para empezar escalando una de las cuatro vías de dos largos que hay decidiéndonos por la número 11 "Kevedo" para empezar.
 Reseña del sector del Peñón de Pío del monte el Castellón.
Llegada a las 8 de Dioni y yo con la pared de fondo.
En el primer largo de la vía donde se nota que es cara norte y que no escala mucha gente por que está con mucha vegetación.
Dioni asegurándome.
Monto la reunión y sube Santi que me pasa la cámara y le hago fotos a Dioni que sube el último.
Las reuniones están a unos 20 pocos metros por lo que si se quiere se pueden unir los dos largos en uno pero me sirve para recordarle a Dioni el montaje y enseñárselo a Santi.
Repisa cómoda donde se encuentra la reunión conjunta de las vías Kevedo y ¿Kee lo quee?
Santi escala de segundo el segundo largo y detrás de él lo hace Dioni que controla más de pared.
Santi y al fondo Dioni iniciando la escalada del segundo largo.
Dioni detrás de la mata, jajaja.
Vista de la rambla y de donde aparcamos los coches donde se ve el sendero que llega desde el pueblo.
Dioni a su llegada a la reunión con Vélez-Rubio de fondo y la Autovía A92 Norte.
Unimos cuerdas y de un solo rapel descendemos hasta pié de pared.
Decididos subir al hueco para hacer vías de un solo largo y nos decidimos por la foto-génica vía "Marmita Druida".
Escalo y monto la vía.
Mientras Santi asegura a Dioni subo por la parte de atrás a la cima de la pared para fotografiar la escalada de mis amigos.
Dioni.
Las vistas desde la parte superior de la pared son muy buenas ya que el día también acompaña con la luminosidad pudiendo divisar la Sierra de María, el Mahimón y a su derecha el Mahimón chico el Castillo del Marqués de los Vélez  y Vélez-Blanco.
Y girando Vélez-Rubio con la Sierra de la Muela y al fondo el Castillo de Jiquena y detrás Sierra Espuña.
Dioni comienza la zona vertical antes de llegar al pequeño desplome.
Dioni con el sol que agradece después de estar en la sombra que hacía que tuvieras algo de frío.
Dioni flanquea en travesía el gran techo por el que en un principio era mi intención de haber equipado la vía pero que en su momento me parecía muy duro y que ahora seguro que hubiera equipado quedando como proyecto para hacerlo en alguna visita.
Dioni mira los cantos a los que tiene que cogerse para superar el pequeño techo que le da la dificultad y belleza a la vía con el fondo de Vélez-Rubio y la Sierra de la Muela.
Dioni levantándose para salir desplome. 
Dioni supera el desplome y respira aliviado del momento de incertidumbre que se tiene hasta que colocas los dos pies.
Dioni bajando de la vía y yo.
Luego Santi sube con gran soltura por la vía.
En esta foto se puede apreciar el techo desplomado por donde seguro que equiparé una nueva salida de esta vía.
Santi llega al desplome y coge con la mano derecha la fisura que hace que te puedas levantar con solvencia.
Santi colocando centrados los pies y altos para levantarse.
Santi coge la fisura para levantarse y salir del desplome.
Santi tras salir del desplome en la zona que ya tumba antes de llegar a la reunión.
Coloco las cintas desde arriba y me decido a escalar la vía "Manda güevos" que encadené en 2007 después trabajarla y aprenderme los movimientos ya que era mi máximo grado encadenado hasta entonces.
Las primeras chapas son de cantos de monodedos, bidedos, regletas y algún canto bueno del que poder reposar siendo los pies ínfimos por lo que hay que tener claro donde vas o estar muy fuerte.
De bajada he mirado los cantos para recordarlos ya que hace muchos años que la escalé por última vez y aunque sea con caída la quiero disfrutar apretando al máximo.
Voy subiendo y recordando los pasos ya que no es una vía que se escalé por lo que no hay nada de magnesio y no te puedes guiar por eso.
Llegando al segundo reposo donde se acaba la placa y empieza el tramo para mí más duro de la vía.
Subo todo lo que puedo y me quedo justo antes de poder coger la presa grande de la que poder seguir hacía la cadena pero contento de haber llegado hasta aquí y tras reposar un poco continuo hacia la cadena ya que es tarde y Santi tiene visita de unos amigos suizos que suelen comer temprano pero que hoy lo harán a la hora española de las 3 de la tarde.
Dioni atento a mi escalada.
 He disfrutado de los amigos y de la zona en la que empece mis pinitos de equipador y escalador y que ha servido para que generaciones más jóvenes aprendan y disfruten escalando y que siga así por mucho tiempo.
 Como siempre mañana mas y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada