T

T

miércoles, 12 de marzo de 2014

Interesante articulo en la revista Desnivel sobre el uso del casco. El casco duro, y a la cabeza. La mayoría de escaladores deportivos no usa casco y si lo hace casi ningún asegurador se lo pone.

Árticulo de Dougald MACDONALD
Obsoletas homologaciones
Leemos en este número que los fabricantes de cascos, aun sabiendo que sus productos no son apenas efectivos para proteger de la mayoría de golpes en la cabeza que un escalador puede recibir en la cabeza, prefieren no arriesgar. Frente a los tribunales, una etiqueta CE y UIAA (aunque sus test hayan quedado obsoletos y respondan a pruebas establecidas hace más de 30 años) les salvará; la buena fe y el empeño de un departamento de I+D+I en hacer mejores cascos y más seguros, no. El miedo al “suicidio legal”, como lo llama Doug Phillips, director de la casa Metolius, no está haciendo ningún bien a la escalada.
El casco duro, y a la cabeza
La mayoría de escaladores deportivos no usa casco y si lo hace casi ningún asegurador se lo pone. En escalada clásica la estadística sube a favor de la seguridad. Detractores convencidos y defensores militantes: ¿conocéis en realidad de qué nos protege el casco y qué indica su certificación? ¿Salvaría tantas vidas como muchos suponen? ¿Qué porcentaje de lesiones en la cabeza sufren los escaladores? Dougald McDonald analiza en profundidad la realidad americana sobre el uso del casco en este artículo publicado en la revista Climbing; son datos y conclusiones que pueden extrapolarse a cualquier escena de escalada en roca, la española incluida.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada