T

T

jueves, 17 de noviembre de 2011

16-11-2011 Escalada Espolón P.D.P. 500 metros V+ Redován(Alicante)

Quedamos para escalar con Botri su nueva vía en las paredes de Redován. Una vía de 400 metros completamente equipada y de un grado asequible para todo el mundo.

Reseña de la vía hecha por mi amigo Visón.


Comentario de la vía realizado por Juan Agulló A. en su Blog http://viviendoenlasnubes-juan.blogspot.com/ que tuve la suerte de conocer al presentármelo Botri cuando bajamos de escalar.


Largo 01.- Si empalmamos el primer muro 5+, luego 5, con el siguiente del techito 5+ (todo en un largo) salen unos 55 metros super "wapos" y bastante verticales.
Largo 02.- Hacer en travesía fácil andando hacia la derecha unos 30 metros Iº.
Largo 03.- Se suben dos muretes que entre ellos se suaviza con una rampa 4+/5º, 55 metros, acabando el largo en la plataforma del rapel de La Pancha.
Largo 04.- Realizar una travesía medio horizontal ascendente hacia la derecha, 40 metros de 4+/5º.
Largo 05.- Seguir hacia la derecha y luego recto subiendo dos muretes muy bonitos a la derecha de un diedro +/-, 55 metros 4+/5º.
Largo 06.- Primero unos metros recto y luego totalmente a la derecha en travesía horizontal fácil I/IIº unos 80 metros (en ensamble), hasta situarnos en una oquedad al pié de un muro gris.
Largo 07.- Subir este muro vertical (muy bonito) y luego una "bavaresa" con buen canto 5+ (por la placa 6a) y seguimos una rampa de IIIº y otro murete de 4+, 55 metros.
Largo 08.- Diagonal hacia la derecha subiendo unos 55 metros, 4+/IIIº.
Largo 09.- Travesía horizontal muy fácil casi andando unos 80 metros II/IIIº.
Largo 10.- Por placas algo tumbadas hasta el final de la vía 4/4+. Este último largo tiene 63 metros.

El descenso se realiza a pié siguiendo unas marcas azules que encontraremos hacia la izquierda.
Vía recomendable y muy atractiva con roca bastante sólida. No tiene ninguna pérdida pues el trazado siguiendo las líneas de parabolts es evidente.
Cuidado con la caída de piedras al llegar bajo el rapel de La Pancha (largo 03), pues pueden haber escaladores descendiendo con la cuerda por el diedro.



Quedamos en el aparcamiento que da acceso a la mayoría de las vías equipadas en Redován.

Al final eramos 6 haciendo tres cordadas.

De izquierda a derecha Alex, Eloy, Hector, David, Botri y yo (Amador)

Alex y yo hicimos una cordada.
Alex accediendo a la primera terraza.


Alex escalando el tercer largo


Llegando a la cuarta reunión con Orihuela al fondo (Amador)
En el tercer largo Eloy y Hector y detrás de ellos David y Botri.
Alex en el cuarto largo

Sexto largo escalando de segundo yo (Amador)

Alex en el séptimo largo.
Alex escalando el octavo y último largo.
Alex en la última reunión con Redován de fondo.
Alex (derecha) y yo (Amador) en el final de vía.
Eloy asegurando a Hector.
Botri tan ameno como siempre contándonos alguna de la gran cantidad de historias que ha vivido.
Iniciando el descenso por la canal para acceder a los rapeles.
En otra vía de la pared de Redován se encontraban escalando la vía Botri 1 una cordada entre los que se encontraba el escalador y alpinista de Elche Juan Agulló A.
El genuino Botri siempre tan dicharachero y amable.
Al terminar la escalada nos fuimos al bar, que siempre vamos cuando terminamos de escalar, para saborear un buen refrigerio y comer. Continuamos el día comentando y preparando nuevas aventuras que nos lleven a otros sitios o de vuelta a estas paredes donde poder disfrutar de la compañía y amistad que siempre nos brinda nuestro gran amigo Botri.

Una buena vía de pared completamente equipada donde podrán disfrutar todos los escaladores del trabajo que sigue realizando altruistamente este equipador insaciable de pared y de actividades de montaña como es Botri.

4 comentarios:

  1. Esta la meto en carpeta...Diego.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, si que es buen tio el Botri ese, da gusto coincidir con el, jaja

    Saludos y avisa cuando bajes por estos lares.

    Vison.

    ResponderEliminar
  3. Amador, compañero: feliz año nuevo y muchas gracias por tus comentarios en mi blog.
    Un abrazo.
    Juan Agulló.

    ResponderEliminar