T

T

martes, 29 de abril de 2014

29-04-2014 Viaje a Riglos (Huesca) 2ª parte escalada vía "Directa As Cimas" Alex, Liñán, Perancho, Maturana y Amador.

 Continuando con el viaje al final de solo dos días a Riglos nos levantamos para desayunar a las 8 de la mañana y nada más salir de la habitación entablamos conversación con nuestros vecinos de habitación, unos matrimonios franceses mayores que han venido para hacer bicicleta de montaña. Bajamos al comedor y allí continuamos con la charla en la que nos preguntan que si somos escaladores y como subimos por estas paredes. El desayuno es ameno y todavía no sabemos que vía o vías vamos a escalar. Una llamada de los amigos y compañeros de Pamplona hacen que Alex piense en poder hacer la misma vía que ellos la "Directa As Cimas" en el mallo Fire punta Mallafré.
 Foto que nos hacen los compañeros desde la vía "Rabada Navarro" desde el Mallo el Fire.
Vistas desde el refugio de los Mallos.
 Habitación en la que hemos dormido los tres Ciquitraques.
 Con mucha tranquilidad hemos desayunado y recogido todo para ir otra vez al aparcamiento y así comenzar la rutina de prepararnos para ir a escalar. Cuando ya estamos preparados llegando dos compañeros y les acompañamos al bar el puro para tomar otra café y así esperar a los otros dos de Pamplona que están por llegar.
Con alegría Liñán se prepara para otra jornada larga e intensa con grandes emociones que no olvidará.
 Tras la llegada de los compis nos dirigimos al mallo el Fire y comenzamos la escalada mientras ellos empiezan más tarde escalando por otro vía los primeros largos adelantándonos en el tercer largo. Nos recomiendan unir los dos primeros largos y eso es lo que hace Alex.
 Vista de la pared y en pequeño se aprecia Alex que ya está escalando el segundo largo.
 Mientras Perancho comienza la escalada asegurado por Maturana en una vía más a la derecha de donde comenzamos nosotros.
 Alex desde la segunda reunión fotografía a Perancho que asegura a Maturana.
 Liñán y yo nos ponemos en marcha para escalar los dos primeros largos y Maturana también escala parte del segundo largo para llegar a la misma reunión de Alex y así adelantarnos.
 Perancho en la primera reunión de la vía que han utilizado para adelantarnos.
 Perancho escalando el segundo largo.
 Esperamos cómodos entre la reunión y unos seguros más abajo para que nos adelanten y así no estar todos en la reunión.
Perancho escalando el tercer largo.
 La inmensidad de la pared nos espera para disfrutar de esta vía mientras vemos a Perancho escalando el tercer largo.
 Tras el adelantamiento y la colocación para continuar nuestra escalada con el consiguiente cambio que cuerdas para que escale yo el tercer largo nos lo tomamos con calma y disfrutamos del momento y lugar con bromas y charlas incluidas entre las dos cordadas.
 Largos disfrutones de grado cómodo y bien equipados con la roca típica de Riglos con esa escalada que te hace pensar.
Liñán en plena escalada pensando los pasos a seguir.
 Alex llegando a la tercera reunión con el patio que ya se va viendo a nuestros pies.
 Alex escala el cuarto largo y se vuelve a coincidir con Maturana en la reunión mientras escala el siguiente largo Perancho.
 Alex llegando a la cuarta reunión y por encima de él Perancho escala uno de los mejores largos de la vía asegurado por Maturana.
 Perancho en la zona en la que comienza a desplomar llegando al techo que tendrá que pasar por la izquierda.
 Liñán comienza el cuarto largo y hoy el tiempo es mejor que el día anterior ya que el sol nos acompaña casi todo el día cosa que la tarde anterior no fue así aunque el viento nos soplara en los últimos largos en los rapeles y bajada.
 Ante todo mucha gracia la que desbordan los dos artistas.
 Maturana en la reunión asegura a Perancho en la zona del techo del quinto largo.
 Comienzo el quinto largo en el que voy a disfrutar de la escalada riglera por excelencia.
 Tras alguna indicación de Alex de por donde va el largo voy ganando metros y llego a la parte del techo en la que hay que escalar de derecha a izquierda para salir por buenos cantos cuanto mas a la izquierda se haga ya que recto sale bastante más duro. Con lo que me comenta Perancho desde la reunión voy cogiendo cantos buenos pero fuera de linea de la cuerda desplazado a la izquierda para volver otra vez a la vertical de la cuerda y llegar a la reunión.
 En la quinta reunión con Perancho.
 Liñán se vuelve a preguntar una y otra vez ¿que hago yo aquí con estos dos colgados?, me han vuelta a liar.
Vista del Mallo Pisón con el Puro detrás de Liñán a la izquierda.
 Liñán y Alex escalan el quinto largo.
 El patio ya es considerable, las cuerdas cuelgan al vacío sin tocar la pared y la sombra va llegando a nuestra linea de escalada.
 Liñán tras superar el techo disfruta de los buenos cantos de salida para llegar a la reunión. no se le borra la sonrisa de la cara a este muchacho hagamos lo que hagamos con él. Alex más abajo a la izquierda va llegando al techo.
 Alex tras superar el techo.
 Alex escala el sexto largo otro muy guapo y la sombra ya nos ha alcanzado vemos a nuestros compañeros en el octavo largo y Liñán comienza la escalada.
 Alex nos fotografía en el sexto largo mientras Liñan escala y yo también lo fotografío.
 Al día siguiente me manda un mensaje el compañero Salvi que nos dice que ellos estaban escalando la vía "Rabada Navarro" al Fire que el día anterior escalaron "La Fiesta del Bíceps" y me manda varias fotos entre ellas las dos siguientes.
Alex no asegura en el sexto largo a Liñán y a mi mientras escalamos.
 Vista de la vía "Directa As Cimas" mientras escalamos el sexto largo en el Mallo Fire en la punta Mallafré.
 Llegando a la sexta reunión y en la anterior ya hemos tirado de camiseta térmica porque el viento y la sombra hacen que baje la temperatura.
 El siguiente largo lo escalo yo de primero que es el séptimo ya solo nos quedan dos para llegar a la cima. En el séptimo largo hay que moverse ya que la salida de la reunión las tres primeras chapas o seguros hay unos pasos de regletas en los que hay que apretar lo bueno es que están cerca. Después hay que moverse por la vía ya que hay una zona en la que llegas a un diedro en la parte derecha donde lo mejor es no tocar mucho porque está todo muy suelto escalando por la izquierda. Hay que llegar a un piedra grande donde el seguro queda a la izquierda, pero hay que subir por la derecha para después cruzarte hacia la izquierda donde hay una reunión que no es la de la vía ya que hay que seguir escalando cruzándote hacía la derecha donde está la reunión. En las siguientes fotos se puede ver como es el largo por el recorrido de la cuerda. Liñán antes de llegar a cruzarse hacia la derecha y la siguiente hacia la izquierda para terminar donde estoy yo en la reunión.
 Alex antes de la última travesía para llegar a la reunión, debajo de mí el diedro algo suelto que mejor es no tocarlo mucho.
 Luego escala Alex el octavo largo y yo el noveno y último en el que los seguros alejan por ser el más fácil. La reunión se monta en una placa de metal que está unida por una sirga que coge toda la punta de la cima.
Asoma la criatura en la cima "Liñán".
 Los tres en la cima, cima después de salir asegurados por la sirga para estar en el lugar más cómodo para recoger la cuerdas y ponernos las zapatillas ya que el viento sopla fuerte y no hay que bajar la guardia en ningún momento. Detrás de Alex se puede ver la nieve que hay en la cimas de las montañas del pirineo.
 Los dos máquinas con los mallos de fondo.
 Hay que salir por la parte derecha de la cima siguiendo el sendero para llegar a la otra parte de la punta donde hay otra sirga y encontraremos el rapel de un árbol como se ven en la imagen inferior.
 Vistas del otro lado de la punta Mallafré.
Nosotros hicimos el rapel con las dos cuerdas aunque hay un rapel intermedio en otro árbol de un cordino blanco en la canal que se ve en la foto inferior. Luego hay que destrepar y dirigirse por la senda que hay en el mallo de enfrente descendiendo por una de las sendas.
 Por la senda que hay detrás de Alex donde se ve el árbol más grande sale una senda en bajada y otra que va pegada a la pared cogeremos la que hay tras pasar el árbol grande en bajada.
 Tras descender por la senda encontraremos el rapel de un árbol y tras hacerlo solo hay que seguir la senda que hay hacia la izquierda mirando la pared como se ve en la foto.
 Tras bajar nos esperaban los compañeros que había bajada antes y les había dado tiempo para comer algo. Nosotros tras comer un poco de torta de la que compramos el día de antes en Ayerbe , pan élfico según Alex, nos tomamos un refresco en el refugio y tras un rato de charla salimos dirección Ontinyent.
 Dos días de escalada en muy buena compañía en los que yo he disfrutado mucho y creo que Liñán y Alex también. Hemos conocido en persona a compañeros con los que teníamos contacto y a otras personas con las que hemos pasado buenos momentos. La montaña reune a los personajes mas variopintos entre los que nos incluimos nosotros. Como siempre con ganas de repetir experiencia que nos hagan crecer como personas y poder disfrutar de los que nos gusta y si es en buena compañía mejor.

lunes, 28 de abril de 2014

28-04-2014 Viaje a Riglos (Huesca) 1ª parte escalada vía Zulú Demente Alex, Liñán y Amador.

 El año pasado Alex me comentó de hacer varios viajes para hacer actividades de montaña y entre ellos se encontraba el de ir a escalar a Riglos (Huesca) y quedó en el tintero. Hace dos meses decidimos poner fecha y elegimos finales de abril para llevar a cabo nuestro viaje. Estábamos varios para ir pero al final hemos sido Alex, Liñán y yo los que quedamos para hacer el viaje. La idea era estar tres días pero al final solo han podido ser dos.
  A las 6 de la mañana nos recogía Liñán a Alex y a mí en Ontinyent(Valencia) para hacer el camino hasta Riglos haciendo una parada antes de Zaragoza para tomar un café y unas tostados los dos orcos. La otra en el pueblo que hay antes de Riglos, Ayerbe, para comprar en una panadería tres tortas típicas de la zona llamadas por Alex pan élfico.
 Tras llegar a Riglos e ir al refugio, donde dormiríamos.para decir que ya estábamos por la zona nos preparamos para ir a escalar. El plan de las vías de escalada era de Alex que quería hacer alguna en especial como la Zulú Demente. La idea era escalar el lunes un par de vías de unos 4 o 5 largos fáciles desde el medio día, que era cuando calculamos la llegada, hasta la noche. Alex pensó en las vías "Todo tiene fin" y "José Antonio Sanz" para escalar el primer día pero las ganas nos pudieron y pensamos en hacer los primeros largos de la Zulú Demente y si todo iba bien y Liñán funcionaba seguir hasta la cima y así fue.
El equipo Ciquitroque preparado para escalar con los mallos de fondo.
De izquierda a derecha Alex, Liñán y yo.
 Nuestro objetivo a la vista la visera. Mientras nos preparamos en el aparcamiento  el movimiento era frenético entre escaladores, ciclistas de btt y senderistas. La pared estaba llena de cordadas en la gran cantidad de vías que surcan todos los mallos que con su paso han grabado el recorrido por la roca puliéndola de tal manera que las mas frecuentadas se ven a distancia como les ocurre a la "Fiesta del Bíceps" y a la "Zulú Demente".
 Vista del mallo el Pisón donde se encontraban en la vía "Murciana" nuestro amigo Iván con un compañero.
 Liñán con el pueblo de Riglos de fondo subiendo hacia el pie de vía.
 Las cordadas en la vías como hormigas que recorren el camino hacía el hormiguero. Días después supimos que en la vía "Fiesta del Bíceps" estaban otros amigos y compañeros.
 Los compañeros en una de las reuniones de la "Fiesta del Bíceps".
 Nuestro vía a la espalda esparándonos para pasar una buena tarde de escalada.
 Alex empezando el primer largo de los cinco que hicimos.
 Liñán asegurando a Alex en el primer largo.
 Linán atento a la escalada de Alex y preparado para afrontar un gran reto de escalar por primera vez en Riglos y una vía mítica entre las míticas de escalada de pared. Con sus aportes de que lleva los bastones por si no escala que hace senderismo intenta convencernos de no venir a escalar con nosotros rápidamente le quitamos de la cabeza.
 Mientras la cordada de nuestros amigos y compañeros sigue ascendiendo por la "Fiesta del Bíceps" y como comente antes la linea por donde discurre la vía se ve marcada de blando por el paso de los escaladores.
 Liñán toma contacto con la roca de Riglos por primera vez, esto está en marcha y no se parará en los dos días que estaremos en este lugar tan especial para los escaladores y montañeros.
 Pose para la foto que me hace Alex desde la primera reunión y como Liñán toma de contacto tras diez años que han pasado desde la última vez que escalé aquí.
 Primera reunión en la que las sensaciones son buenas y la tensión parece desaparecer y empezamos a disfrutar.
 Mi turno para escalar de primero el segundo largo y disfrutar de la escalada típica de Riglos con sus bolos y panzas únicos en el mundo.
 Encima de mi el camino a seguir se ve marcado y a le izquierda también la Fiesta del Bíceps.
 Liñán escalando el segundo largo.
 Liñán con Alex detrás siguen ascendiendo metros de esta magnifica vía.
 Liñán llegando a la segunda reunión en la repisa la más cómoda de la vía.
 Alex en el segundo largo.
 Como en cada reunión cambiamos las cuerdas para que el que va escalar de primero se lleve las dos cuerdas de los que acaban de llegar y así que no se líen la cuerdas.
Alex inicia la escalada del tercer largo.
 Alex llegando al techo que flanqueamos por la izquierda del tercer largo.
 Mientras Liñán asegura a Alex aprovecho para hacer fotos a las cordadas que escalan a nuestro lado y grabo algún vídeo. Creo que la cordada de la foto está en la vía "Chinatown" ya que es un tramo en el que coincide con la "Pekintaun" puede que me equivoque ya que no conozco bien la vías pero por las reseñas creo que es esa.
 La cordada de "La Fiesta del Bíceps" continúa ascendiendo y ya está en los últimos largos.
En la travesía de llegada a la tercera reunión y detrás de mi se pueden apreciar varias cordadas.
 Agrupadetes en la tercera reunión.
 Escalo de primero el cuarto largo en el que se disfruta ya de la altura, verticalidad y ya se empieza a notar el desplome.
Liñán en primer término y más abajo Alex.
 Alex.
 Alex en el cuarto largo y dos pies de gato que se han colado en la foto de de Liñán y mio.
 Cuarta reunión colgada y preparados para el largo más desplomado y duro que afronta Alex.
 Alex en un reposo en la buitrera donde aprovecho para hacerle una foto ya que le estoy asegurando yo.
 Liñán comienza el último largo con algo de presión pero que intentamos sea la mínima para que escale tranquilo y con tranquilidad ya que Alex ha ido dejando cintas largas para que podamos acerar en los pasos que veamos más duros.
 Alex en la quinta reunión y Liñan escalando el último largo.
 Alex aprovecha para hacerme una foto en la que se puede ver el recorrido de blanco ya que el agua toca poco la pared y no se limpia.
 Un autorretrato con parte del pueblo de Riglos de fondo.
 Llegada a la última reunión aún quedan unos metros para salir a la cima.
 Últimos metros que escala Liñán asegurado por Alex.
 En la cima el viento sopla y Alex busca refugio.
 Tras felicitarnos de la escalada y el día que levamos hasta el momento nos cambiarnos los pies de gato por las zapatillas y recogemos las cuerdas que aún nos queda la bajada.
Salimos por la parte derecha buscando la senda indicada con pequeños hitos de piedra.
 Alex y Liñan delante.
 Tras llegar al collado tenemos las maravillosas vistas de la parte trasera de los Mallos entre ellos el Pisón a la izquierda y el Fire a la derecha.
Liñán nos fotografía a los tres.
Llegamos al aparcamiento dejando todo el material recogido y preparado para la escalada del día siguiente en la que no tenemos claro todavía lo que haremos ya que Alex a quedado con dos compañeros y amigos de Pamplona que piensan escalar la vía "Directa As Cimas". Aunque Alex mira varias vías para hacer sin llegar a decidirse por ninguna llegamos al refugio a las nueve menos cuarto y nos comentan que pasemos ya a cenar ya que se sirve a las 8 1/2 y eso hacemos. Por la mañana nos habían comentado que habría patatas a la riojana y churrasco que se agradece mucho para recuperar. En el refugio se portaron muy bien con nosotros y como es de suponer con todos los que por el pasan ya que fueron muy amables lo recomiendo para aquellos que visiten la zona.
Liñán repartiendo el primero de los dos platos que tomamos de patatas a la riojana.
 Tras cenar nos quedamos un rato hablando con uno de los guardas y la muchacha que trabaja en el refugio y tomando algo. Tras una charla amena nos subimos a la habitación donde descansaremos para comenzar la siguiente jornada en la que como el viento que lleva a los veleros por el océano nos dejaremos llevar y guiar por Alex para escalar una vía que no teníamos programada pero que disfrutaremos igual. Eso es historia de otro capítulo que contaré en el siguiente reportaje y que creo que vale la pena que sean independientes ya que se lo merece.
 Como siempre mañana más y mejor. Sed felices.