T

T

martes, 30 de octubre de 2012

30-10-2012 Escalada deportiva sector Cagalló del Gegant Barranc de L´Avern(Ontinyent)

Esta mañana nos hemnos acercado a escalar al secto Cagalló del Gegant que tenemos cerca de casa en Ontinyent en el Barranc de L' Avern.
  La mañana ha sido fria, el otoño a entrado de lleno sin avisar como está haciendo los últimos áños, y buscando alguna pared en la que diera el sol si salia nos hemos acercado al sector gegant.
Alex escalando la primera vía que como todas las del sector son plaqueras.
Vista de la carretera del puerto que une Ontinyent con Bocairent.
Eladio asegurando a Alex.
Antiguos anclajes conviven con los nuevos.
Vista de la pared del Sector el Gegant.



Primer día de escalada frio de este otoño que no sera el último pero que con ganas de escalar se pueden aprovechar.

lunes, 29 de octubre de 2012

Artículo de Desnivel sobre un accidente de escalada deportiva: Un mosquetón desgastado corta la cuerda y provoca la muerte de un escalador en Suiza.

 Interesante artículo de la Revista Desnivel que reproduzco aquí sobre un accidente de escalada deportiva con resultado mortal.


ACCIDENTE

Un mosquetón desgastado corta la cuerda y provoca la muerte de un escalador en Suiza

El experimentado escalador de 37 años realizó una caída controlada para trabajar una secuencia de la vía que pretendía encadenar. El desgaste en los mosquetones es un riesgo evitable.
Desnivel.com - Viernes, 26 de Octubre de 2012 - Actualizado a las 06:13h.
Mosquetón y cuerda utilizados en el test de Black Diamond (Black Diamond)
Unas semanas atrás, saltaba la noticia de un accidente de escalada en Suiza que acababa con la vida de un escalador. La víctima se llamaba Mario Luginbühl, según desveló UKClimbing.com, un escalador experto de 37 años de edad que trabajaba una vía en la escuela de Magletsch, en el cantón suizo de St. Gallen. Luginbühl era guía de montaña y geólogo, un escalador serio y cuidadoso según sus amigos, autor de la guía de escalada del Rätikon y presidente del Rätikon Climbing Club.
Según parece, Mario Luginbühl estaba centrado en sacar una secuencia que se le resistía en un techo situado a unos 25 metros del suelo. En esas, tuvo una caída controlada que se reveló fatal al resultar la cuerda cercenada por la afilada marca de desgaste de un mosquetón colocado en una de las cintas exprés fijas en la vía.
Según parece, la citada cinta exprés se encontraba emplazada en un punto desplomado en el que el roce de la cuerda sobre el metal del mosquetón es siempre en una misma dirección, lo que terminó provocando un borde afilado en lugar de uno redondeado.
Mosquetón con el borde afilado utilizado en el test de Black Diamond

ESTUDIO DE BLAK DIAMOND

La marca de material de escalada Black Diamond ha publicado recientemente un estudio realizado para comprobar la resistencia de las cuerdas al tipo de desgaste en los mosquetones que produjo el corte de la cuerda de Luginbühl. Se da la circunstancia de que no es este el único caso (aunque sí el más grave) ocurrido bajo idénticos parámetros. Una fatalidad que se da más habitualmente en la primera chapa de vías con cintas exprés fijas. La escuela norteamericana de Red River Gorge y un rocódromo en la República Checa han vivido en los últimos tiempos accidentes de escas características en la primera chapa, sin consecuencias graves para los escaladores que los han sufrido.
El estudio de Black Diamon concluye que los mosquetones son susceptibles de sufrir marcas de desgaste peligrosamente afiladas en las siguientes tres situaciones principales:
1. Primera chapa: Los aseguradores acostumbran a estar demasiado lejos de la pared. Esto resulta en un ángulo afilado en la cuerda entre el asegurador y el primer mosquetón y el resto de la vía. Cuando se baja a un escalador, la cuerda, a menudo sucia y llena de arena, va dejando poco a poco un surco en el mosquetón.
2. Chapa del paso clave: Muchos escaladores son bajados desde el mismo mosquetón o caen en el paso clave sobre la misma chapa una y otra vez. Esto tiene el mismo efecto que en el caso anterior. El ángulo afilado de la cuerda sobre el mosquetón y el peso del escalador siendo bajado es lo que hace que la cuerda vaya grabando un corte en el mosquetón.
3. Chapas fuera de la línea: A menudo, si la línea de chapas no es recta, un mosquetón fuera de la línea puede terminar por ser desgastado de este modo. De nuevo, esto es a causa de la cuerda y del ángulo que hace sobre la superficie del mosquetón.
En un sencillo test realizado por el fabricante, se utilizó un mosquetón desgastado con un borde afilado, una cuerda absolutamente nueva de 10,2 mm, una masa de 80 kg y un aseguramiento estático. El resultado fue que la cuerda quedó totalmente cortada en la primera caída, registrando una carga máxima de unos 7 kN que, según Black Diamond, “es algo que puede ocurrir”, especialmente cuando no hay mucha cuerda (como al principio de la vía) y con aseguramientos estáticos.
Mosquetón con surcos de desgaste provocados por el roce de la cuerda

Recomendaciones

Además de la obvia recomendación de no confiar a ciegas en los mosquetones de las cintas exprés fijas en una vía, Black Diamond ofrece los siguientes consejos para reducir el desgaste de los mosquetones:
  • Realizar los aseguramientos más cerca de la pared, especialmente cuando se baja al escalador.
  • Utilizar una cinta exprés propia en la primera chapa.
  • Utilizar cintas largas para ayudar a reducir la resistencia de la cuerda.
  • Utilizar mosquetones de acero en cintas exprés fijas con mucho ‘tráfico’.


miércoles, 24 de octubre de 2012

24-10-2012 Escalada Ponoig vía Jesucristo 450 m 6c/A1 Polop (Alicante)

 Al día después de escalar la vía Cocidito Madrileño nos dirigimos otra vez a la pared del Ponoig para escalar la vía Jesucristo equipada por el polémico Mavil.
Reseña de la vía.
Vista de la pared donde se puede apreciar una linea ascendente en la pared por donde va la vía Jesucristo al encontrarse muy limpia de vegetación y roca su recorrido. 
Alex y yo en el parquín con la pared del Ponoig a nuestra espalda.
El inicio de la vía esta marcado con una J y una flecha.
Alex en el primer largo.

Otra cordada ya se encontraba escalando en la vía alfacentauro.
Alex escalando el segundo largo.
Vista del Valle con el mar mediterráneo al fondo y con los pueblos de Polop, Alfas del Pi, Altea.
Alex en la travesía de llegada a la segunda reunión.
Alex escalando el tercer largo.
Alex en la tercera reunión asegurándome.
Alex preparándose para escalar el cuarto largo y yo en la reunión.
Este largo tiene escalada artificial en las primeras chapas.
Llegando a la cuarta reunión.

El quinto largo era el de artificial que esta vez le toco a Alex escalarlo de primero.
Antes de comenzar a escalar este largo me llamo por teléfono mi amigo y compañero de escaladas Liñan preguntandome si estaba cerca de casa para vernos sobre las tres. Mi respuesta fue que estaba a unos 300 metros del suelo y que nos veríamos mas tarde ya que a las 3 de la tarde no estaría por casa.
Alex llegando a la reunión del largo sexto que se encontraba en una terraza.
Alex en el Séptimo largo que nos llevaría a otra terraza.
Octavo largo que me toco a mí de primero en el cual había tres seguros que eran spits como estaban en la reseña marcados.


Última terraza para hacer el último largo.
El último largo de la vía Jesucristo esta a la izquierda en la foto y el de la cocidito en el centro.
Octava reunión en la que un anclaje era de acero inoxidable el parabolt y la chapa y el otro es el de la foto que se encuentra la tuerca oxidada. 
Alex colocado en la pared donde está el inicio del último largo. A la derecha en la roca marcada con una flecha encima de la vegetación esta marcado el último largo de la cocidito.
Alex hacia el diedro del último largo.

Reunión  a pie de pared del octavo largo en la que se encontraban estos cordinos en puentes de roca.

Reunión de cima con un parabolt con chapa y un cordino en puente de roca.
Alex en el último rapel de los rapel del Tozal del levante.
Detrás de nosotros rapelaron los tres escaladores de la cordada madrileña, el día anterior escalaron cocidito Madrileño y hoy una vía en el Tozal.
Eloy nos esperaba en los rapeles ya que l había estado andando por la zona.
Bajando por la senda que lleva en sentido contrario a Polop al Coll de Llamp.
Eloy delante y Alex detrás.
 Buena vía en la que hay que llevar algunos friends o fisureros como marca en la reseña.

martes, 23 de octubre de 2012

23-10-2012 Escalada Ponoig vía Cocidito Madrileño, 6c+Ae (6b oblig.), 500 m Polop (Alicante)

 El martes quedamos para escalar la vía Cocidito madrileño que Alex me había propuesto el mes anterior y al día siguiente haríamos la Jesucristo pero eso sera en el siguiente post.
 A las 9 1/2 Eloy yo llegábamos a Polop de Ontinyent y Alex de Alicante tamamos un café en una pastelería y decidimos hacer la Cocidito hoy y dejar el día siguiente la Jesucristo.
Reseña de la vía.
Preparándonos en el parquín del deposito del agua.
Eloy indicando el inicio de la vía Valencianos.
En la pared se encontraban escalando la vía Cocidito Madrileño tres escaladores de Madrid de los cuales uno de ellos era nuestro compañero del SEREIM de Madrid Felix.
Cuarto largo.
Alex escalando el primer largo asegurado por mí haciéndonos la foto Eloy.
Alex en el primer largo y en la parte superior la cordada de los madrileños.
Alex llegando a la segunda reunión después de escalar el segundo largo.
Alex iniciando el tercer largo.
Alex en el tercer largo y la cordada madrileña escalando los segundos de cordada el sexto largo de artificial que supera el techo.
Yo en el inicio del cuarto largo.
Alex con el Peñón de Ifach de fondo.
Alex escalando el quinto largo.
El sexto largo me toco hacerlo a mi era el del artificial.
Alex asegurándome.
En plena faena del techo Alex me asegura.
Final del artificial donde se puede salir en libre escalando.
Alex escalando el séptimo largo.

El valle al fondo por donde discurre la senda que lleva hacia el collado del Llamp y cima del Ponoig, y también la del Puig Campana.
Alex en el octavo largo.
Alex siempre animado.
Noveno largo 6c+ que escalo de primero Alex.

Alex en la reunión del noveno largo preparado para asegurarme.
Alex en la novena reunión con el mar mediterráneo al fondo y Polop, La Nucía, Alfas del Pi, Calpe.

Alex escalando el décimo largo, el doce en la reseña pero dos de ellos son campas que hay que asegurar pero no son verticales.
En la cima de la pared colocándonos las zapatillas que tanto agradecen nuestros píes después de tantas horas ajustados como si fuésemos geishas.
Vista del Peñón de Ifach y  morron de Toix.
En busca de los rapeles de la parte izquierda del Tozal del levante.
Alex y la luna.
Alex en el primer rapel después de bajar por el barranco.
Segundo rapel, que con cuerdas de 60 metros nos dijeron que llegaba pero nosotros decidimos hacer el intermedio. Se encuentra unos metros a la izquierda de la vertical en una terraza y justo al comenzar el desplome hay otro. El segundo rapel es de 35 metros y el tercero de 30.
 Buena escalada de pared con un día magnífico de sol y preparado para volver el día siguiente para escalar la vía Jesucristo equipada por el polémico Mavil de Murcia.